Nueve preguntas a Guillermo Martínez

Entrevista publicada en el blog de Eterna cadencia.

¿Qué título de otro autor te hubiera gustado para un libro tuyo?
Muchísimos. Para mencionar algunos, que me vienen a la memoria:
La tierra permanece
Todo verdor perecerá
Trenes rigurosamente vigilados
El juguete rabioso
Los lanzallamas
Nadie nada nunca
La bestia en la jungla
Las armas secretas
Oscura monótona sangre
Tesis sobre un homicidio
Todos los hombres son mortales
El día de los trífidos
Viaje al fin de la noche
El buscador de finales
El espía que vino del frío
La amada inmóvil
Si una noche de invierno un viajero
El libro de un hombre solo
El asesinato como una de las bellas artes
La mancha humana
Demasiada felicidad
Que el mundo me conozca
La soledad del corredor de fondo
El matrimonio del cielo y el infierno


¿Qué música escuchás cuando escribís?
4´ 33´´ de John Cage, repetido indefinidamente.

¿Qué libro es ideal para leer en el baño?
Investigaciones filosóficas,  de Wittgenstein, que procede en pequeños fragmentos, o Historia de mi vida, de Casanova, que es mejor leer de a poco durante mucho tiempo.

¿Cuál es tu sitio web favorito?
En alguna época me divertía Roland Garrón, que no sé si todavía existirá, aunque recuerdo que terminó por marearme la tipografía.

¿Cuál es el video de youtube que más reenviaste a tus amigos?
No envío videos, a lo sumo emails…

¿Cuál es tu puteada favorita?
Más que favorita, la que me sale naturalmente: es la más vulgar, y tiene que ver con el objeto de deseo de los loros, ese lugar que imagino verde rutilante y demasiado estrecho para todos los que enviamos  allá cada día.

¿Qué serie recomendás y por qué?
Seinfeld, ¿aunque queda alguien que no la haya visto?  Hay muchas razones, pero la principal es que desde años veo las repeticiones y me vuelvo a reír con cada episodio como la primera vez.

¿Qué hace que un día haya sido un buen día?
Una página entera escrita a la mañana, un partido de tenis sin viento al mediodía, un par de horas de lectura a la tarde, una idea en la que nunca había pensado o una conexión imprevista entre dos teorías, una salida con mi mujer o con amigos a la noche. Un cuento ingenioso leído a dúo con mi hija. Por supuesto, no necesariamente todo esto junto,  no soy tan exigente con la felicidad.

¿Nos mandás una foto de tu lugar de trabajo?



 Volver a Entrevistas

Personajes de la Feria: La delgada capa de civilización

   Hay una clase invariable de personaje  al que la Feria del Libro atrae como un imán: el que  se viste, hace la cola y paga u...